Diagnóstico de gestación en la yegua

Autor: Álvaro Vázquez
EQUISAN Vetrrinaria Equina Integral

Transcurridas  4 a 6 horas del coito llegan espermatozoides hasta las trompas de Falopio, donde se encuentran los óvulos maduros y se produce la fertilización. Los ovocito(s) fecundados descienden por el oviducto hacia el útero en 5 ó 6 días, momento en el que se encuentran en etapa de mórula-inicio de blastocisto y mantienen la zona pelúcida de 150 micras. En el útero crece(n) rápidamente hasta 1 mm en el día 8, y disminuye la zona pelúcida adelgazando progresivamente hasta desaparecer. Entre el día 8-17 una membrana glucoproteica rodea al embrión. En la mitad de los casos se da migración transuterina de la vesícula embrionaria , por los cuernos y el útero, durante 16 días (fase móvil). Posteriormente se aloja en la base de uno de los cuernos (fase de fijación).

Esta progesterona ejerce feed-back negativo sobre la adenohipófisis y consiguiente inhibición del desarrollo folicular, aparición del celo y ovulación. En muchas especies la placenta reemplaza o suplementa más tarde la producción de progesterona.
La prostaglandina F2 alfa (PGF)  producida en el endometrio produce la  regresión del cuerpo lúteo y el retorno al celo cuando no hay gestación. Si  existe un embrión viable se anula la regresión del cuerpo lúteo y la hembra no sale en celo.

En la yegua este reconocimiento materno (día 14-16), que ocurre incluso antes de la adhesión del blastocisto al endotelio (implantación día 36-38), tiene unos mecanismos aún poco conocidos. Se ha demostrado la importancia del complejo embrionario en desarrollo ya que su eliminación a los 10,15 y 20 días provoca la salida a celo a los 22, 38 y 47 días respectivamente. Este complejo embrionario equino produce estradiol y estrona. La secreción endometrial de PGF esta “bloqueada”. En general, se considera que el reconocimiento materno consiste en la inhibición de la luteolisis.
El factor precoz de gestación (EPF) se considera responsable de que la respuesta maternal  se inicie a las pocas horas de la fertilización. Esta sustancia ha sido identificada en sangre periférica de hembras gestantes de distintas especies (rata, desde las 4-6 horas postcubrición hasta las 2 semanas de gestación, ovejas, vacas,...) y se identifica por inhibir la hemoaglutinación de los glóbulos rojos en suero antilinfocitario de oveja.
El EPF se produce presumiblemente en ovarios o trompas y estimula en el cigoto la producción de cigotina.  Se desconoce cómo protege al embrión. Está también presente en otros  tejidos orgánicos. La implantación en la yegua ocurre a los 35-60 días y es gradual. Las células externas corioalantoideas ahondan en el endometrio y forman las criptas endometriales . Las células productoras de PMSG son de origen fetal.
La placenta es epiteliocorial, difusa y microcotiledonaria. Los microcotiledones de la placenta madura están formados completamente a partir del quinto mes de gestación. Los pliegues primarios del trofoblasto procedentes del corion se subdividen a medida que avanza la gestación. Las criptas maternas se acoplan a las vellosidades coriónicas del trofoblasto.  Esta unión se inicia a partir del día 25 y se va ampliando progresivamente.
La duración de la gestación en la yegua es de 330-345 días  con variaciones frecuentes de incluso +/- 20 días. A este amplio margen contribuyen muy diversos factores. Es importante considerar la posibilidad de pérdidas embrionarias, sobre todo durante los 60 primeros días, coincidiendo con la implantación aún no completa, así como la detección de gestaciones gemelares de muy bajo índice de éxito a término, para su correcto manejo (eliminación de uno de los embriones).