Enfermedades Neonatales

La mayor parte de los pacientes recibidos son potros con el denominado síndrome de debilidad generalizada y falta de reflejo de succión.Un potro inmaduro es aquel que tiene una falta de desarrollo atribuible a una gestación anormal, con funcionamiento placentario anómalo. Se asocia este término con potros prematuros, fruto de gestaciones menores a 320 días, y se reserva el término dismaduro para aquellos potros que, habiendo nacido de gestaciones normales (330-345 días) o incluso anormalmente largas (de más de 360), presentan síntomas de inmadurez.

Etiología
Como factores predisponentes destacan todos los que puedan provocar un parto prematuro, o una alteración de la capacidad placentaria. Entre los más típicos se encuentran distocias, placentitis, septicemias, cesáreas, partos gemelares,...

Signos clínicos
Los síntomas típicos de inmadurez, que van a ser de gran valor diagnóstico son fundamentalmente, pequeño tamaño, pelo sedoso y fino, frente abombada, orejas flácidas, laxitud de los tendones flexores (con el consiguiente aumento del ángulo de movilidad pasiva de las articulaciones) y cascos inmaduros, es decir, con membranas, cuya función es la de proteger la superficie de los cascos para evitar el desgarro de la placenta materna durante la etapa fetal.