Aproximación Diagnóstica a la Disminución y Bajo Rendimiento Deportivo Equino

Elena Solano Agustín
EQUISAN Veterinaria Equina Integral

Definir y diagnosticar la disminución y el bajo rendimiento deportivo en los caballos ha sido siempre una tarea complicada ya que las causas son múltiples. La disminución de rendimiento se puede definir como una pérdida de los resultados, nivel de entrenamiento o forma que el caballo mostraba hasta el momento. El bajo rendimiento deportivo se puede definir como un bajo nivel de éste cuando por características físicas, potencial genético o nivel de entrenamiento se esperan resultados diferentes a los obtenidos. (1,2)


Es importante estar en sintonía con el entrenador o jinete del caballo ya que él será el que determine de una manera más o menos objetiva lo que considera problemas del rendimiento de ese caballo en cuestión. Podemos considerar criterios objetivos los resultados en competición del caballo o ciertos parámetros fisiológicos como por ejemplo tiempos de recuperación en caballos de raid, frecuencia respiratoria, ...

Los criterios subjetivos son muy variables ya que el jinete o entrenador suele comparar a su caballo con otros de características similares por la disciplina deportiva que practica, el potencial genético o el nivel de entrenamiento que lleve. Es importante señalar que, como es evidente, no todos los caballos son válidos para todas las disciplinas deportivas por lo que según la disciplina que practiquen darán muestra de problemas de rendimiento, e incluso según la disciplina deportiva que practiquen la prevalencia e importancia de cada patología es diferente.
El correcto rendimiento deportivo de los caballos depende de la coordinación de los diferentes aparatos y sistemas y por ello determinar cual o cuales son las causas de este problema de rendimiento es complicado ya que suelen ser varios los problemas ocurriendo simultáneamente o incluso se centre únicamente en un problema del comportamiento del caballo influido por muchos otros factores como el ambiente y condiciones en las que vive o la mano del jinete montando a ese caballo. No hay que olvidar que cualquier patología por la que esté pasando el caballo puede causar alteración del rendimiento deportivo por lo que en el estudio de las alteraciones del rendimiento requieren una amplia batería de pruebas y un buen diagnóstico clínico previo. (3)