Programa Profiláctico Básico

Microorganismos o microbios

Seres vivos demasiado pequeños para ser perceptibles para el ojo humano. La ciencia que los estudia se llama Microbiología: Bacterias, hongos, virus, protozoos?

Parásito

Organismo cuya existencia es a expensas de otro ser vivo. La ciencia que los estudia se llama Parasitología

Ectoparásitos: aquellos que se localizan en la piel y pelo del caballo como por ejemplo las pulgas, garrapatas, piojos, moscas y ácaros (sarna). No tienen sólo importancia por las lesiones cutáneas, picor y otros efectos que producen. También hemos de tenerlos en cuenta como vectores o portadores de otras enfermedades:

p.e.: la garrapata es hospedador intermediario en el ciclo de la piroplasmosis
Lengua Azul

Endoparásitos: Los parásitos internos son la causa principal de cólico en los caballos y a menudo son el factor causal que contribuye en la presentación de varios problemas de tipo respiratorio, digestivo y de pérdida de la función zootécnica.
Los cinco parásitos internos más comúnmente encontrados y que representan un mayor riesgo de salud en los caballos son los grandes y pequeños estróngilos, áscaris, oxiuros, tenias y las larvas de los gastrófilos. Los pequeños y grandes estróngilos, áscaris y los gusanos planos (tenias) representan el mayor riesgo a la salud del caballo.

ESTRÓNGILOS

Grandes Estróngilos

Los grandes estróngilos se refieren a un gran grupo relacionado entre si de especies de parásitos internos. A los estróngilos también se les llaman gusanos de sangre o vermes filiformes rojizos. El ciclo de vida del estróngilo se inicia en el tracto intestinal, donde la hembra del gusano deposita los huevos los cuales son eliminados con las heces. Bajo condiciones ambientales ideales (incluyendo calor y humedad), los huevos se convierten en larvas en el estiércol. Las larvas infestantes migran hacia los pastos, donde permanecen hasta que el caballo las ingiere. Entonces se desarrollan como larvas parasitarias en los intestinos, y emigran a lo largo de las paredes arteriales de varios órganos y eventualmente regresan al intestino grueso en la forma joven del parásito. La larva puede causar un daño extensivo al revestimiento de los vasos sanguíneos.