El germinado verde de cereales como alternativa saludable en la alimentación del caballo

En el proceso de germinación de una semilla se producen una serie de transformaciones cualitativas y cuantitativas muy importantes, en un muy corto periodo de tiempo. Se activan encimas que movilizan las reservas de almidón y proteínas de las semillas, transformándolas en principios nutritivos básicos. Se forman nuevos tejidos vegetales, ricos en vitaminas naturales, totalmente asimilables. El embrión, a partir de un almacén de energía en forma de hidratos de carbono y lípidos, es capaz de transformarse en pocos días en una plántula con capacidad para captar energía del sol (fotosíntesis) y absorber elementos minerales de la solución nutritiva.

 

En este estado, la planta, tanto en su parte aérea como en la zona radicular se encuentra en un crecimiento acelerado, poseyendo poco contenido en fibra y muy alta digestibilidad. Su contenido en proteína, se encuentra en estado de nueva formación, por lo que gran parte de los aminoácidos están en forma libre, así como los hidratos de carbono se encuentran en forma de azucares, mucho más asimilables por los animales que la consumen.

Es por tanto el Forraje Verde Hidropónico un producto de especiales características alimenticias, entre las que podemos destacar: Está vivo Ciertamente, a diferencias de cualquier forraje no consumido directamente a diente en una pradera, este es un producto que llega a la boca del animal vivo, en pleno crecimiento, conservando por tanto todas sus vitaminas y enzimas digestivas, que tan valiosas son para el ganado.

Composición equilibrada
Es éste un forraje distinto a los demás, ya que el animal consume la parte aérea, primeras hojas verdes, los restos de semilla con el almidón movilizado y la zona radicular rica en azúcares y proteínas. El resultado es un producto equilibrado, de composición constante, suministrando al ganado los principios alimenticios de una forma óptima.

 

Es natural
Para su producción sólo aprovecha el poder germinativo de la semilla no existiendo ningún proceso ni manipulación artificial en su desarrollo, solo semillas y agua. A diferencia de otros forrajes o piensos, el Forraje Verde Hidropónico procede de la germinación natural y formación de una plántula que el animal come por entero. Los mismos factores que producen el rápido crecimiento de la planta se transmiten en una correcta asimilación al proceso metabólico del animal.