Habronemosis

Autor: Laura Testón Benegas
EQUISAN Veterinaria Equina Integral

La habronemosis es una enfermedad parasitaria, producida por un parásito que transportan determinados tipos de moscas. La enfermedad tiene una presentación de parasitosis interna y una presentación cutánea. Los hospedadores finales son los caballos y los asnos y los intermedios las moscas.
La infestación está producida por parásitos del tracto gastrointestinal del caballo. Son parásitos pertenecientes a los gusanos nematodos Draschia megastoma del género Habronema, el macho tiene una cola en forma de espiral y mide de 16 a 22mm y la hembra de 15 a 22mm de largo.


La época del año en la que con más frecuencia se produce esta afección son las estaciones cálidas como la primavera y el verano. Estas moscas e insectos introducen larvas dentro de la piel del animal aprovechando las zonas más vulnerables de este, segregando bacterias. El agente causante es un parásito en su forma larvaria que al alcanzar su forma adulta se localizan en la mucosa del estómago o en el interior de nódulos que se forman en la submucosa del mismo. En su forma adulta vive en el estómago y su larva se localiza en pequeñas heridas de la piel produciendo unas llagas de fácil propagación y difícil curación. Son de pequeño tamaño: 1.5 – 2.5 cm y son de fácil identificación, no se suelen confundir con otros nematodos adultos de équidos.


Los síntomas más frecuentes son: la dermatitis que pueden ser granulomatosa, ulcerativa, aguda, pérdida de apetito… Aparecer en las partes del cuerpo más expuestas a lastimarse, donde el animal tiene pliegues, el prepucio como el caso tratado, proceso uretral, pliegues del vientre, extremidades, canto medial del ojo cerca del conducto nasolagrimal y donde el sillín fricciona con la piel.
Las formas de infestación pueden ser:
- Los caballos ingieren las moscas infectadas, dando lugar a la parasitosis interna.
- Las moscas depositan sus larvas infectivas de habronema en hocico, boca y heridas, dando lugar a la presentación cutánea.

Ciclo biológico

Los nódulos antes mencionados se encuentran en el estómago entre la mucosa y la muscular, en la zona glandular del órgano. En ellos se pueden ver un número variable de parásitos adultos, aproximadamente unos 15 o 20. La forma de reproducción del Habronema es mediante huevos que, al no poder estar contenidos en el tumor salen mezclados con los alimentos pasando al intestino y posteriormente eliminados junto con las heces.
La mosca común tiene un papel importante en el ciclo evolutivo de este parásito. Depositan sus huevos en los excrementos de los animales en los que se haya los huevos de habronema. Al nacer la larva de mosca, se alimenta del medio en el que se encuentran comiendo así los huevos de habronema. La larva de mosca crece hasta su forma adulta y el huevo de habronema sufre una serie de modificaciones situándose en la trompa de la mosca. A partir de este momento se pueden dar dos situaciones:

- La mosca es ingerida por el caballo o esta se posa en su hocico quedando así la larva del parásito en el estómago formando nódulos, cumpliendo su ciclo evolutivo.
- La mosca se posa sobre una herida depositando con su trompa las larvas de habronema y en este caso no cumple su ciclo ya que las larvas no llegan a su forma adulta pero forma una dermatitis granulosa llamada habronemosis cutánea o comúnmente “heridas de verano”.