Diagnósticos Radiológicos más Frecuentes

Enfermedades Articulares

Se distinguen tres grupos  de articulaciones:

1.- Sinartrosis: articulaciones sin movilidad.
2.- Anfiartrosis: articulaciones con poca movilidad.
3.- Diartrosis: articulaciones con movilidad.

 

Existe otra clasificación basada en la naturaleza del tejido conectivo presente en las mismas y estas dos clasificaciones se interrelacionan de forma que los huesos de las sinartrosis y de las anfiartrosis están conectadas por tejido fibroso y cartilaginoso, mientras que los componentes óseos de las diartrosis, aunque están cubiertos por cartílago hialino, están completamente separados dentro de la cavidad articular y envueltos por la membrana sinovial.

La membrana sinovial tiene una coloración blanco amarillento, aunque puede verse de color rosáceo en casos de traumas incidentales. Se caracteriza por presentar en determinadas zonas vellosidades. Histológicamente la membrana es un tejido mesenquimatoso modificado y consta de dos capas. La íntima, que va pegada a la cavidad articular y cubre una capa más profunda de tejido conectivo denominada capa subsinovial o subintima. La intima esta formada por los sinoviocitos de los que encontramos el tipo A que serian los equivalentes a los macrófagos y el tipo B equivalentes a los fibroblastos.

 

Los signos clínicos que independientemente o en conjunto pueden delatar enfermedad articular son:

- Cambios en la temperatura o el color de la piel
- Inflamación articular o distensión
- Aumento de la sensibilidad local