Radiología de Tarso

Técnica

Las siguientes proyecciones se pueden realizar con la extremidad en estación: lateromedial, dorsoplantar, dorsolateral-plantaromedial oblicua y plantarolateral-dorsomedial oblícua (más sencilla que la dorsomedial plantarolateral oblícua). Se detalla la técnica en cada una de ellas pues presentan ligeras diferencias.
Con la extremidad levantada podremos obtener las vistas lateromedial con el tarso flexionado y plantaroproximal-plantarodistal oblicua o skyline.

 

 

Proyecciones

  • Proyección lateromedial (LM): El haz de rayos se dirige con una inclinación de 10º próximo-distalmente para poder apreciar correctamente los espacios de las articulaciones intertarsiana proximal, intertarsiana distal y tarsometatarsiana. Se aprecian superimpuestas las trócleas lateral y medial del astrágalo, los huesos central y  tercero del tarso claramente definidos y el primero, segundo y cuarto tarsianos superimpuestos. Es una proyección muy útil para diagnosticar esparaván óseo (o enfermedad articular degenerativa del tarso) en las articulaciones distales.
  • La proyección dorsoplantar (DPl) es la más adecuada para evaluar la anchura de los espacios articulares. En función de si el haz de rayos se dirige horizontalmente o inclinado 10º próximo-distalmente se puede apreciar mejor la zona lateral o medial de la articulación intertarsiana distal respectivamente. También es de utilidad diagnóstica para ver la inserción de los ligamentos colaterales y los maléolos lateral y medial de la tibia.
  • La proyección dorsolateral-plantaromedial oblicua (DLPlM oblicua) debería realizarse con un ángulo de 35º con respecto al eje longitudinal. Apreciamos el maléolo medial de la tibia, la tróclea medial del astrágalo y la superficie dorsomedial de los huesos central y tercero del tarso.
  • En la proyección plantarolateral-dorsomedial oblicua (PlLDMO oblícua) el haz de rayos se dirige 135º respecto al eje longitudinal, o bien 45º si lo que se realiza es una vista dorsomedial-plantarolateral oblicua (DMPlLO oblícua) siendo ambas idénticas. Se aprecia el maleolo lateral de la tibia, la tróclea lateral del astrágalo, la superficie dorsolateral de los huesos central y tercero, y palmaromedialmente el sustentáculum tali y la superficie plantar de los huesos central, primero y segundo del tarso. Es una buena proyección para localizar fragmentos osteocondrales en la articulación tarsocrural o libres a lo largo del contorno de la cresta lateral de la tróclea del astrágalo.