Degeneración Testicular

 

 TRATAMIENTO

Aunque la degeneración testicular puede ser reversible, normalmente el tratamiento no es efectivo una vez que el proceso está instaurado. Las causas que lo produjeron deben corregirse lo antes posible, y si es debido a fiebre, se debe diagnosticar el proceso primario y tratarse, además de administrar antipiréticos. Pueden utilizarse antiinflamatoiros y anticoagulantes si el daño es debido a traumatismos escrotales o prepuciales.

Si la degeneración se ha producido sólo en un testículo, que se ha vuelto fibroso y atrófico, el otro testículo puede hipertrofiarse y compensar levemente el número de espermatozoides. El testículo dañado debe extirparse para evitar una posible producción de anticuerpos antiespermatozoides, aunque esto todavía no se tiene muy claro.

Estudios sobre la concentración hormonal en sementales con fertilidad por debajo de la normalidad han demostrado que un porcentaje tiene gonadotropina sérica por encima o por debajo de lo normal.  Por eso se han hecho estudios sobre el tratamiento mediante GnRH, que a veces es de utilidad. Los sementales viejos, que normalmente tienen altos niveles de FSH relacionados con daño del epitelio seminífero, responden mal a esta terapia. Así que esta terapia sólo funciona si el semental tenía un déficit de producción de GnRH o de liberación, mientras que el eje hipófisis-testículos se mantiene intacto.

El manejo adecuado de estos sementales de menor fertilidad, con menor concentración de espermatozoides morfológicamente normales y con motilidad progresiva,  se concentra en limitar el número de yeguas lo necesario para mantener un número suficiente de espermatozoides normales por monta. También puede ser de utilidad sólo montar yeguas que están cerca del momento de la ovulación y usar un diluyente adecuado si se encuentra en un programa de inseminación artificial, para mejorar el porcentaje de yeguas preñadas.