Hermafroditismo

 HERMAFRODITAS VERDADEROS

En esta condición hay tejido gonadal de ambos sexos presente, sea como órganos separados (un ovario (contiene folículos o cuerpos albicans) y un testículo abdominal (contiene espermatozoides o los túbulos seminíferos)) ó ambos dentro de una misma gónada (ovotestes, muy raro). Los genitales externos así como los internos, suelen representan ambos sexos, aunque pueden inclinarse hacia alguno. Algunos casos en los caballos son debido a que presentan una característica genética.El hermafrodita verdadero XX es mucho más raro que el pseudohermafrodita.

La causa subyacente se desconoce, aunque en algunos estudios con animales ha sido ligada a la exposición a pesticidas comunes para la agricultura.

PSEUDOHERMAFRODITAS

Los pseudohermafroditas presentan una anormalidad del fenotipo sexual, se refiere a la presencia de gónadas de sólo un sexo, y los genitales externos del sexo opuesto. Un macho pseudohermafrodita tendrá testículos y fenotipo femenino, mientras que una hembra tendrá ovarios y fenotipo masculino.

Estas anormalidades cromosómicas pueden estar causadas por: 1) no disyunción de los cromosomas sexuales durante la meiosis, conduciendo a un gameto que contiene un complemento de cromosoma sexual XXY, XO ó XXX2) fusión de dos cigotos que difieren en la constitución de los cromosomas sexuales, conduciendo a una quimera (XX/XY) ó 3) fusión de poblaciones celulares con constituciones cromosómicas diferentes originándose dentro del mismo individuo.B.1.PSEUDOHERMAFRODITA MASCULINO HEREDITARIO/REVERSIÓN DE SEXO XX/ 64,XY

El pseudohermafrodita XX macho es el más frecuente en el caballo, normalmente tiene testículos hipoplásicos (inactivos) dentro del abdomen o del canal inguinal (inguinales) y un prepucio desplazado caudalmente con un pene, que a menudo se parece a un clítoris. Y presentan actitud masculina. (Libro Merck).

Los caballos con esta anomalía tienen una constitución cromosómica 64, XX, y algo de tejido testicular en una ó ambas gónadas. El grado de masculinización está asociado a la cantidad de tejido testicular presente.

Desde un punto de vista citogenético, los pocos casos estudiados en caballos, pueden agruparse en dos categorías: los que exhiben una única célula tipo XX o del síndrome sexo invertido XX.