Hermafroditismo

 

Histológicamente se puede confirmar las gónadas si son testículos, mediante la presencia de túbulos seminíferos con células de Sertoli y numerosas células de Leydig. En contraste con rayas fibrosas encontradas en disgenesia gonadal. La muestra de tejido es fijado en formalina al 4%. La tinción que se utiliza es hematoxilina y eosina.

TRATAMIENTO
A menudo se recomendaba una cirugía rápida (mediante laparoscopia) en la cual se extirpaba el tejido testicular u ovárico del otro sexo. En general, se consideraba más fácil reconstruir los genitales femeninos que los genitales masculinos funcionales, de tal manera que si la elección “correcta” no era clara, se le asignaba el sexo femenino. En los últimos tiempos, la opinión de muchos expertos ha cambiado, debido a las complejidades del funcionamiento sexual femenino, lo que los ha llevado a concluir que los genitales femeninos insuficientes pueden no ser intrínsecamente mejores que los genitales masculinos insuficientes, incluso si la reconstrucción es “más fácil”. Además, otros factores pueden ser más importantes en la satisfacción del sexo que los genitales externos funcionales. Los factores cromosómicos, neurales, hormonales, psicológicos (no influyentes en nuestro caso) y conductuales pueden todos influir en la identidad sexual.

Técnica:

La laparoscopia es un procedimiento que consiste en visualizar el abdomen mediante una cánula con cámara (11mm de diámetro con trocar piramidal insertado), con ello podremos confirmar el diagnóstico y quitar el tejido testicular u ovárico presente. Se intenta que sea un proceso lo menos invasivo posible. Prequirúrgico: en el tratamiento médico se incluye una dosis baja de heparina subcutánea, 1´1mg/kg IV de flunixin meglumine y 10 mg/kg de amoxicilina.. Sedación y anestesia local en los flancos (izquierdo y derecho).
Entrada inicial en tubérculo coxal y la 18 costilla. Se realiza una insuflación por la cánula hasta que la presión intraabdominal aumente (8-10mmHg) para identificar los órganos intraabdominales, incluyendo la gónada izquierda. Una vez identificado se hacen dos entradas mediante los instrumentos para acercarnos a la zona afectada. Las gónadas son identificadas transendoscópicamente. Este procedimiento es repetido en el lado derecho. Las gónadas extraidas son sometidas a histología siendo fijadas con el 4% de formalina. Los puntos de la piel se suelen quitar a los 10 días postcirugía, y a los 20 días se les permite su regreso a la actividad normal.