Patología del Casco

La patología del aparto locomotor en el caballo constituye una buena parte del trabajo desarrollado por los veterinarios especialistas en clínica equina, cobrando mayor importancia cuando se trata de animales destinados a la competición. Teniendo en cuenta que el centro de gravedad en el caballo está desplazado cranealmente, aproximadamente el 65% del peso del animal lo soportan las extremidades anteriores siendo por tanto alrededor del 85% el total de cojeras que afectarán al tren anterior. De este porcentaje se puede considerar que el 70% se tratará de cojeras que afectan a las estructuras contenidas en el casco. Es por tanto una región anatómica que en medicina deportiva adquiere una gran importancia.
El casco es una continuación de la epidermis de la corona. A esta altura la dermis de la piel se continúa con la dermis (corion) del casco; según la región del casco bajo la cual esta situado, se habla de corion perióplico, coronario, laminar (o lamelar), de la ranilla y corion solar.
El casco protege a las estructuras internas y actúa disipando las fuerzas que se producen al golpear el suelo durante el movimiento. La superficie solar del casco en las extremidades anteriores es más ancha que en las posteriores, reflejando la diferencia de forma de la superficie distal de la tercera falange.
La exploración del casco debe comenzar con una simple inspección que nos permitirá determinar su forma, tamaño y situación respecto del eje de la extremidad (aplomo). De esta forma podemos apreciar ya algún tipo de lesión como heridas, cuartos, cuerpos extraños,… La palpación es importante para determinar la presencia de aumento de su temperatura reflejo de procesos inflamatorios. Mediante palpación exploramos también el borde coronario y la región de los talones.
La aplicación de presión (se utilizan para ello las pinzas de exploración de cascos nos permite delimitar o localizar puntos dolorosos dentro del casco. Con las pinzas también podremos percutir la tapa o muralla y la suela.
De las pruebas de exploración complementarias las más empleadas son las anestesias de conducción, las anestesias intraarticulares y la radiología. Se procede primero con fines diagnósticos a la anestesia de las ramas lateral y medial del nervio digital palmar (o plantar). En un primer momento se hace a la altura de los talones o de la media cuartilla y finalmente a la altura de los huesos sesamoideos proximales (abaxial). Como bloqueos intraarticulares en la región del casco se emplea la anestesia de la articulación inerfalangiana distal y en casos específicos la anestesia de la bolsa podotroclear.
Las vistas radiológicas que se utilizan según los casos son:

  • Vista LM
  • Vista dorsoproximal-palmarodistal oblicua 65º
  • Vista palmaroproximal palmarodistal oblicua (sky line)
  • Dorsolateral palmaromedial oblicua 65º
  • Dorsomedial palmarolateral oblicua 65º

Otras pruebas que en la actualidad se aplican al diagnóstico de la patología del casco son la ecografía, la escintigrafía y la resonancia magnética, así como la artroscopia.
Coronitis
Inflamación de la banda coronaria que normalmente es resultado de una enfermedad sistémica. Se da con poca frecuencia y suele acompañar a procesos febriles o cuadros de infosura.
Sintomatología y diagnóstico
- Normalmente suele afectar a dos o más cascos, mostrándose inflamación inicial de la banda coronaria con producción de exudado y dolor.
- Durante un periodo de 7-14 días se puede producir la separación completa de la pared del casco de la banda coronaria.
Diagnóstico diferencial

  • Abscesos subsolares
  • Infosura o laminitis
  • Fracturas del tejuelo
  • Artritis séptica de la articulación interfalangiana distal

Tratamiento
Se reduce al empleo de AINES tipo fenilbutazona y flunixin meglumine, aunque con resultados pobres en la mayoría de los casos. En caballos en que se produce la recuperación suelen quedar alteraciones permanentes del crecimiento del casco, siendo por tanto el pronóstico malo.