Influenza Equina

La influenza equina es una de las enfermedades respiratorias contagiosas que más perdidas económicas produce en la especie equina.

Virus y Epidemiología

Se produce por infección con Ortomixovirus de la influenza tipo A, con dos subtipos antigenicamente distintos: A/equino/1 (H7N7) y A/equino/2 (H3N8).

Los subtipos se denominan en función del lugar y fecha de aparición de los brotes, así como por sus componentes de neuroaminidasa (NA) y hemaglutinina (HA). Esta designación no sólo proporciona información histórica, sino que además ofrece una indicación de los cambios temporales en la antigenicidad del virus, inducidos por pequeños cambios en la secuencia de aminoácidos de la superficie glicoprotéica, principalmente de la hemoaglutinina, resultado de mutaciones puntuales en el genoma.

Clasificación de los Virus de la Influenza

El virus de la influenza es el causante de las mayores enfermedades respiratorios en todos los caballos del mundo. En Norteamérica y en algunos países de Europa, la infección es enzoótica, con brotes localizados casi todos los años y brotes esporádicos de mayor importancia a intervalos de algunos años. Afecta a caballos de todas las edades y razas, si no se han expuesto previamente o no han sido vacunados: la enfermedad es particularmente prevalente en potros de carreras de 2-3 años, fundamentalmente por encontrarse en zonas de alta densidad de población y en espacios poco ventilados.

Afecta a todos los équidos domésticos, aunque en los brotes anteriores al surgido en el norte de China en 1989, las mulas no se vieron afectadas.

Las infecciones por el virus tipo 1 empezaron a ser menos comunes entre los años 60 y 70 y el último aislamiento del virus tuvo lugar en 1978. No obstante, se pueden encontrar anticuerpos frente a este virus en animales no vacunados, lo que sugiere que continua existiendo una forma subclínica de la enfermedad.

Las condiciones ideales para la diseminación de la enfermedad se dan cuando los caballos se desplazan grandes distancias por tierra o aire y hacia ambientes mal ventilados

Patogenia

La infección natural sucede por inhalación del virus en el ambiente, la mayor parte del cual se encuentra en la mucosa del tracto respiratorio superior, aunque una parte del mismo penetra más profundamente para llegar a la mucosa de las vías respiratorias inferiores.

La infección de las células respiratorias epiteliales da lugar a hiperemia, descamación y erosión focal del epitelio respiratorio: se produce exudación de fluido rico en proteína en vías aéreas y alvéolos dando lugar a acúmulo de secreciones. Se pierde la actividad de los macrófagos en el alvéolo pulmonar, pudiendo entonces producirse la colonización de bacterias oportunistas en