Desequilibrios Hidroelectrolíticos y Acido-Básicos

En clínica equina, muchos procesos se complican con hipovolemia o hipotensión y, generalmente, son de muy mal pronostico. Este fracaso circulatorio es considerado la principal causa de muerte en los caballos.

Los objetivos de la fluidoterapia son:

  • Recuperar el volumen vascular útil para prevenir o reducir al mínimo la deshidratación y asegurar una buena funcionalidad circulatoria.
  • Corregir las alteraciones electroliticas especificas y los desequilibrios ácido-base (la corrección de estas alteraciones puede llevar de 4 a 6 horas y el tratamiento de mantenimiento de 2 a 6 días aproximadamente).
  • La fludidoterapia además consigue:
  • Mantener las necesidades hidroelectrolíticas diarias.
  • Aporte energético y nutrición parenteral.
  • Reponer compuestos específicos tales como: plasma, albúminas, anticuerpos, factores  proteicos...
  • Administración continuada  de fármacos.

Por todo ello, la fluidoterapia es empleada como pauta terapéutica en numerosos procesos clínicos. De éstos, los más importantes son:

  • DESHIDRATACIÓN:
  • Por pérdida de líquidos: cólicos, enteritis e ileos, diarreas, procesos derivados del esfuerzo ( sudor ) y hemorragias.
  • Por falta de ingestión: anorexia y obstrucción de esófago.
  • HIPOTENSIÓN AGUDA: isquemias en cólicos estrangulados, endotoxemia, septicemia y anestesia.

VALORACIÓN DE LAS ALTERACIONES HIDROELECTROLÍTICAS Y ÁCIDO-BASE

Con excepción de la deshidratación clínica, los signos clínicos de desequilibrio ácido-básico y de electrolitos, no son característicos. Por ello, es muy recomendable realizar pruebas laboratoriales para determinar el grado de la afección.

Un examen laboratorial completo debería incluir los siguientes parámetros: hematocrito, proteínas séricas totales, pH sanguíneo, Pco2, bicarbonato, sodio, fósforo y cloro en suero y nitrógeno uréico sanguíneo.

VALORACIÓN DE LA DESHIDRATACIÓN

  • Basándose en los signos clínicos: se puede así, determinar el grado de deshidratación que tiene un animal y con ello, el volumen necesario de fluidoterapia.

Los signos clínicos asociados a la hipovolemia/deshidratación son: