Plan Sanitario Básico

Los planes sanitarios clásicos de prevención de enfermedades se basan en las vacunaciones, las desparasitaciones internas y las medidas higiénicas en general, así como una serie de pautas de manejo elementales.


Como todos sabemos la vacunación consiste en la inoculación de un agente infeccioso modificado, que es capaz de estimular la inmunidad necesaria para proteger al caballo de una enfermedad en particular, sin llegar a producir signos de la propia enfermedad. Así pues estamos diciendo que la vacunación es específica para una enfermedad en concreto, y no para un grupo de enfermedades. Con esto queremos aclarar un error habitual, el considerar protegido al animal contra casi todas las enfermedades por el hecho de haber vacunado contra una enfermedad en concreto.

Las enfermedades infecciosas contra las que habitualmente se vacuna en España son la Influenza o Gripe, la Rinoneumonitis y el Tétanos. Esporádicamente se puede vacunar contra la Adenitis o Papera.

La gripe equina es una enfermedad muy parecida a la nuestra, producida por un virus que presenta síntomas respiratorios, como tos, moco, fiebre y decaimiento. Es altamente contagiosa y de baja mortalidad, y si los animales son tratados adecuadamente se suelen recuperar sin secuelas de ningún tipo. Eventualmente, en caballos debilitados, viejos,... puede dar complicaciones como la neumonía que puede ocasionar trastornos graves.

La protección de la vacuna no es muy eficaz individualmente y sí que lo es poblacionalmente, esto significa que es poco útil vacunar a un solo animal dentro de un grupo sin vacunación. En caso de aparición de un brote, los animales vacunados pueden enfermar, pero normalmente pasarán un cuadro mucho más benigno.

Se debe vacunar al menos dos veces por año, pues la inmunidad generada es corta.

En caballos de competición se debe realizar una primera vacunación seguida de otra a los 21-92 días de la primera. Posteruormente la revacunación será anual, pero ningún caballo podrá competir en un concurso si la última vacuna que figura en su pasaporte supera los 6 meses y 21 días en el momento del concurso.