Dermatofitosis Equina

Una dermatofitosis es una infección de los tejidos queratinizados, el pelo y el estrato córneo causado por especies de Microsporum, Trichophyton o Epidermophyton, común en caballos. Los dermatofitos invaden los tejidos queratinizados y se mantienen de ellos. En el presente trabajo se evalúan diferentes diagnósticos y tratamientos.

Los hongos son microorganismos omnipresentes en nuestro ambiente, la gran mayoría de los hongos son microorganismos del suelo o infectan a los vegetales; sin embargo, más de 300 especies actúan como patógenos en animales. Una micosis es una enfermedad causada por un hongo. Una dermatofitosis es una infección de los tejidos queratinizados, el pelo y el estrato córneo causado por especies de Microsporum, Trichophyton o Epidermophyton. Los dermatofitos tienen la capacidad exclusiva de invadir los tejidos queratinizados y mantenerse en ellos.
La dermatofitosis y la dermatomicosis son entidades clínicas diferentes. Los hongos no son una causa común de enfermedad cutánea como se supone.
Los dermatófitos que infectan a los animales con mayor frecuencia pertenecen al género Microsporum y Trichophyton; estos se pueden dividir en tres grupos de acuerdo al hábitat: geofílicos, como M. gypseum, se encuentran en el suelo y descomponen detritos queratinosos; zoofílicos, como M. canis, M. equinum, M. distortum y T. equinum, se han adaptado a los animales y muy raramente se encuentran en el suelo; y antropofílicos, como M. audouinii, se han adaptado al hombre y no sobreviven en el suelo.
Trichophyton equinum es la causa más común de dermatofitosis equina en el mundo (figura 1). Otros dermatófitos aislados con menor frecuencia comprenden T. mentagrophytes, T. verrucosum, M. equinum y M. gypseum. La dermatofitosis se presenta en todas las épocas del año, siendo más frecuente en otoño e invierno en regiones de clima templado, en especial en animales confinados. En regiones de clima tropical o subtropical, la dermatofitosis es más común durante la época de lluvias cuando las poblaciones de insectos mordedores abundan (figura 2). Los brotes frecuentes de dermatofitosis se observan cuando los caballos se reúnen para fines de entrenamiento, carreras y reproducción.
Los dermatófitos se transmiten mediante el contacto con pelos y escamas infectados o con elementos micóticos presentes sobre animales, en el medio ambiente o sobre fomites (figura 3), como son cepillos, peines, rasuradoras, cama, mantas, materiales de cercado, vehículos de transporte y otros materiales asociados con el acicalamiento, movimiento y alojamiento de animales.
La dermatofitosis puede afectar a los caballos de todas las edades, los animales jóvenes (menores de dos años) están predispuestos a contraer infecciones sintomáticas, esto se debe, en parte, a un retraso en el desarrollo de la inmunidad del hospedero.
Hallazgos Clínicos
La dermatofitosis es una enfermedad común en caballos. Sin embargo, el diagnóstico erróneo de dermatofitosis o tiña, es común cuando se basa solamente en los signos clínicos (figura 4). Muchas otras dermatosis, como la foliculitis estafilocócica, dermatofilosis, pénfigo foliáceo y foliculitis eosinofílica estéril, tienen lesiones similares a las de la tiña clásica. La infección en los caballos se presenta casi siempre de manera folicular, siendo el signo clínico más consistente la presencia de una o más manchas circulares de alopecia con variable descamación y encostramiento. Algunos caballos pueden...