Linfangitis

El sistema linfático es un sistema complejo de circulación. Está formado por una red de ganglios, vasos linfáticos, nódulos del tejido linfático, linfa que es el resultado de la filtración a nivel de los capilares sanguíneos, y órganos linfáticos especializados como son las amígdalas, el timo y el bazo. Se produce y moviliza la linfa desde los tejidos del organismo hasta el torrente sanguíneo.

 

El sistema linfático es el encargado de:
• Mantener el equilibrio líquido en el medio interno drenando el exceso de líquido intersticial (tisular) a la sangre
• de la inmunidad, tanto de la respuesta inmune humoral como celular. Su principal función es actuar de filtro frente a diversos gérmenes que penetran en el cuerpo asegurando la defensa inmunitaria del organismo.
• Prestar asistencia al sistema venoso controlando la presión sanguínea arterial y venosa.
Cuando este sistema de defensa del organismo se deteriora, aparece una enfermedad linfática denominada linfangitis. En cuanto a la linfangitis en caballos destacan dos tipos:
• Linfangitis ulcerativa. Es una enfermedad infecciosa bacteriana.
• Linfangitis epizoótica. Es una enfermedad infecciosa micótica.
También, a pesar de encontrarnos con estos dos tipos, hay que tener en cuenta que puede aparecer linfangitis a lo largo de un día de descanso debido a sobreesfuerzo realizado el día anterior como por ejemplo que el animal haya sido sometido a un exceso de ejercicio en una carrera equina.
Linfangitis ulcerativa
La linfangitis ulcerativa es una enfermedad infecciosa crónica. Está producida por la bacteria Corynebacterium pseudotuberculosis. Afecta a los vasos linfáticos cutáneos. Este tipo de linfangitis es propia de diferentes especies animales. Entre ellas destacan los ovinos, los caprinos y los equinos. Se caracteriza por ser una enfermedad cosmopolita presente tanto en Europa, como en América, en África y en Asia. En las zonas templadas, con frecuencia curan incluso los casos con úlceras y nódulos numerosos, en cambio en los trópicos, la enfermedad suele seguir un curso maligno, sobre todo en asnos. Además, en la evolución de la enfermedad influye también la estación del año, ya que pueden alternar notables mejorías en los meses de verano con agravaciones cuando el tiempo es húmedo y frio. La tasa de letalidad de esta enfermedad está situada entre 0-1%. Es importante tener en cuenta a la hora de tratarla que no es una zoonosis. Aunque la edad no parece ser un factor trascendental en la Linfangitis Ulcerativa de los equinos, no es común encontrar la enfermedad en animales menores de un año. Linfangitis epizoótica
Enfermedad micótica contagiosa, crónica y debilitante que principalmente se obrserva en los équidos. También se le conoce con el nombre de Pseudomuermo e Histoplasmocitosis equina. Éste último es un nombre más adecuado a esta enfermedad puesto que no todos los casos clínicos muestran una linfangitis manifiesta. A diferencia de la linfangitis ulcerativa, la epizoótica no es una enfermedad de tipo infeccioso sino que es de carácter piogranulomatoso invasivo.
Produce alteraciones de la piel, de los ganglios y de los vasos linfáticos. También se puede presentar como una conjuntivitis ulcerosa o una neumonía multifocal. La transmisión se produce a través de las heridas. Las moscas pueden ser transmisoras mecánicas. Es posible que las garrapatas estén involucradas en la transmisión predisponiendo a linfangitis en mulas.
Otros tipos de transmisión son mediante contacto de la piel traumatizada con material infectado o vía inhalatoria. La forma pulmonar es muy rara, probablemente se desarrolle cuando un animal inhala este organismo. Para que esta enfermedad avance son necesarias sucesivas reinfecciones por lo que el hacinamiento de los caballos en un mismo establo es un factor a tener en cuenta en la progresión. En algunas áreas la prevalencia puede ser alta. La enfermedad se extiende de forma gradual y de manera irregular, con formación de nódulos intradérmicos y subcutáneos, presencia de úlceras y de vasos linfáticos duros y engrosados. Principalmente afecta a caballos, asnos y mulas. También se ha hallado una variedad en camellos, ganado bovino y perros. Está limitada a regiones mediterráneas de Europa, de África y de Asia. La Linfangitis Epizoótica no existe en España. La tasa de mortalidad es un 0%. Y al igual que la linfangitis ulcerativa no es una zoonosis. Organismos implicados
Bacteriología (linfangitis ulcerativa)
Corynebacterium pseudotuberculosis es una bacteria Gram positiva, bacilo pleomorfico, aerobio, inmóvil y no esporulado. Es β-hemolitica y tiene capacidad para fermentar la glucosa y la urea. Se desarrolla en medios con Agar sangre, Löffler o suero coagulado, dando colonias pequeñas y blancas al cabo de 24 horas a 37°C. Son microorganismos sensibles a la mayoría de los desinfectantes comunes, pero resistentes al calor y a la luz solar. Presenta un periodo de incubación de 2 a 4 días. (P.J.Quinn; B.K.Markey; M.E.Carter; W.J.Donnelly; F.C.Leonard.Microbiología y enfermedades infecciosas veterinarias (2005).
Micología (linfangitis epizoótica)
Histoplasma capsulatum variedad farciminosum es también conocido como Histoplasma farciminosum, Zymonema farciminosa y Saccharomycesfarciminosus. H. capsulatum var. Farciminosum Existe como hongo en los tejidos del animal y tiene también una fase saprófita en el suelo. En el medio ambiente forma micelios, mientras que en los tejidos elabora levaduras en el interior de los macrófagos.
Es un hongo dimórfico, de forma oval, con un diámetro cercano a 3 micras. Crece en medios enriquecidos con suero equino, desarrollando pequeñas colonias de hifas y levaduras al cabo de 5-8 semanas a una temperatura de 37°C. (P.J.Quinn; B.K.Markey; M.E.Carter; W.J.Donnelly; F.C.Leonard.Microbiología y enfermedades infecciosas veterinarias (2005)).
Fisiopatología (linfangitis ulcerativa)
Esta enfermedad infecciosa, cursa con inflamación crónica y progresiva de los vasos linfáticos. Esto dificulta la corriente de la linfa. Como consecuencia se forman nódulos que más tarde se transformarán en abscesos (maduran entre 5 y 10 días y pueden llegar a ser de 20cm de diámetro antes de romperse) que se fistulizarán o se ulcerarán originando una fibrosis muy extensa acompañada de edemas a lo largo de toda la extremidad. En general, se ven afectados los miembros posteriores del equino a la altura de la articulación metatarso falangiana o hacia distal de la misma. No es muy corriente ver lesiones en el lomo, tórax o mamas, pero en ocasiones puede afectar a estas zonas e incluso a la región pectoral y además de provocar abscesos crónicos en estas zonas podemos encontrar acné contagioso.