Fractura del tercer hueso tarsiano

Autores: Joaquín Agüeros y Juan A. Muñoz Moran, Dip. ECVS
Hospital Clínico Veterinario
Universidad Alfonso X El Sabio

Caballo pura sangre inglés de carreras, de 2 años de edad, remitido por presentar una fractura aguda, simple, completa, biarticular, no desplazada y cerrada del aspecto dorso‐lateral tercer hueso tarsiano derecho (Foto 1).

Foto 1

Se decide realizar, bajo anestesia general, una fijación interna mediante la colocación de un tornillo cortical de 3.5mm de diámetro y 34mm de longitud en compresión (Fotos 2‐ 4).

                             Foto 2                                                        Foto 3                                            Foto 4

El control radiográfico realizado a los dos meses de la intervención muestra una evolución favorable, no se aprecia la línea de fractura y tampoco se observa degeneración articular (Foto 5). El caballo ha vuelto al entrenamiento a los 4 meses de la intervención sin cojera aparente.

Foto 5

Comentario

- Las fracturas del tercer hueso tarsiano, en los caballos de carreras pura sangre inglés, se localizan generalmente en el aspecto dorso‐letaral de la faceta dorsal y tienen una orientación dorsomedial‐plantarolateral.
- Estas lesiones son consideradas como fracturas de fatiga.
- Están asociadas al ejercicio a alta velocidad y no a un trauma específico.
- Su localización y configuración son similares de un caso a otro.
- El tratamiento conservador no es recomendable ya que suele provocar degeneración articular.
- El objetivo de la fijación interna es el de proporcionar estabilidad y con ello inducir la cicatrización primaria del hueso.
- La fijación interna permite reducir el tiempo de convalecencia y la aparición de degeneración articular.

Bibliografía relacionada

1. Slab fractures of the third tarsal bone: Minimally invasive repair using a single 3.5 mm cortex screw placed in lag fashion in 17 Thoroughbred racehorses. W. H. J. BARKER and I. M. WRIGHT. EVJ, 2017.