Ulceras Gástricas en Equidos

Introducción

- Síndrome de la úlcera gástrica equina:  complejo de enfermedad asociado con la ulceración de la mucosa esofágica, gástrica o duodenal.

- Úlcera gastroduodenal:  alteración de la mucosa gastroduodenal con destrucción de elementos celulares resultando en un defecto que puede extenderse hasta la  lámina propia.

- Úlcera péptica: ulceración de la membrana mucosa del esófago, estómago o duodeno causada por la acción del jugo gástrico.

- Las interrupciones de la estructura normal menos graves se denominan erosiones y suelen ser precursoras de la úlcera clínica.

Las úlceras gástricas son el trastorno más común en el estómago de los équidos. En los últimos años debido a la generalización de este trastorno, ha ganado reconocimiento. La prevalencia y gravedad de este trastorno han sido muy estudiadas por distintos autores llegando a similares conclusiones:

1.- Los caballos que descansan en pastos, que no realizan ningún trabajo o es muy ligero, tienen una baja o nula incidencia de lesiones y no presentan signos clínicos (Murray 1994);

2.- Los caballos usados para paseo, caballos de tanda en hípicas, tienen una prevalencia del 37%  y  moderada gravedad en las lesiones

3.- Los caballos de carreras o en entrenamiento para carreras presentan una alta prevalencia  66% (Hammond 1986) – 90% (Murray 1994).  

Las úlceras gástricas pueden aparecer como lesión de muy distinta gravedad  en una exploración endoscópica  sin tener correlación con la sintomatología que presenta  el individuo  evaluado. Son inducidas por muy diversas etiologías o factores predisponentes (se consideran un síndrome). Tienen distintos patrones de distribución  predominando en la mucosa escamosa o no glandular  en las proximidades del margo plicatus. Son tratadas con variedad de medicaciones terapéuticas. 

Anatomía y Fisiología del Estómago  

Este órgano se considera de pequeño tamaño en relación con el tamaño del animal y con el volumen de forraje consumido. Su capacidad fisiológica oscila ente los 5 y 15 litros y está localizado en la mitad izquierda del abdomen, poseyendo un esfínter craneal bien desarrollado.  

Se considera una porción izquierda que comprende un gran fundus y el cuerpo, y una porción derecha o pilórica  con el antro pilórico y píloro. El píloro se continúa con la porción craneal del duodeno y en la ampolla hepatopancreática  la papila duodenal mayor, con la salida del conducto hepático común y pancreático mayor y, situado en el lado opuesto la salida del conducto pancreático accesorio en la papila duodenal  menor. Internamente la mucosa  está dividida por el margo plicatus en dos regiones, glandular (localizada más ventral) y escamosa o no glandular (localizada en posición más dorsal).  

El epitelio escamoso estratificado es relativamente sencillo  y constituye un tercio de la mucosa gástrica (fundus y parte del cuerpo). Está presente también en el esófago.  Constituye una barrera  protectora formada por capas superficiales de células fuertemente queratinizadas y no tiene función secretora ni absortiva  siendo por ello más vulnerable a lesiones pépticas.

La porción glandular  se extiende por e resto de la mucosa y contiene células mucosecretoras y glándulas gástricas que producen secreciones con funciones específicas, en respuesta a determinados estímulos. En algunos mamíferos, el contacto con la comida  proporciona un estímulo nervioso al estómago.