Obstrucción de Esófago

La obstrucción de esófago es una alteración relativamente frecuente y angustiante para el caballo y el propietario, lo que a menudo hace que se vea peor de lo que es. Se produce cuando material (normalmente alimento) se atasca en el esófago entre la boca y el estómago. Se produce entonces un espasmo muscular en el esófago que hace que se cree un círculo vicioso donde todo el contenido va quedando retenido entre la boca y el estómago. La saliva que produce el animal en un intento de deshacer la obstrucción se mezcla con el contenido atascado y refluye por la boca o por los ollares.

Síntomas

Los signos más evidentes son las arcadas en un intento de expulsar el contenido atascado y la contracción consiguiente de los músculos del cuello. Muchos caballos presentan verdaderos cuadros de ansiedad e incluso síntomas típicos del cólico (levantarse y tumbarse, escarbar,...). Si el caballo está tranquilo la presencia en ollares de contenido en ocasiones similar a mucosidad hace pensar a los propietarios en un problema respiratorio.

En ocasiones el cuadro se resuelve por sí solo en 10-15’ y en otros casos se agrava.

Si no se trata adecuadamente se pueden producir complicaciones graves:

- Neumonía por aspiración de saliva, fluidos y material atascado.

- Deshidratación y depresión debido a la incapacidad para ingerir líquidos.

- Rotura de esófago por necrosis de las paredes al hacer la presión reducir el flujo sanguíneo a las mismas.

- Muerte por shock e infección. Aunque estas complicaciones son raras para evitarlas si sospechas que tu caballo padece una obstrucción de esófago debes contactar con tu veterinario inmediatamente.

Causas

- Comer grandes cantidades de alimento concentrado sin masticar adecuadamente.

- Alimento excesivamente seco o poco humedecido (p.e., la remolacha de azúcar) que se hincha al mezclarse con la saliva y se atasca en el esófago.

- Zanahorias, manzanas u otros vegetales que no se mastican adecuadamente.

- Animales sedados que reciben heno excesivamente pronto cuando aún no están lo suficientemente despiertos para masticar correctamente.

- Los animales agotados también pueden tener problemas para masticar suficientemente antes de deglutir el alimento.