Enfermedad del Virus del Nilo

Introducción

El Virus del Oeste del Nilo (VON o WNV por sus siglas en inglés) ha surgido en los últimos años en regiones templadas de Europa y América del Norte y se ha convertido en una amenaza de salud pública, equina y animal. La manifestación más seria de infección por Virus del Nilo Occidental es la encefalitis (inflamación del cerebro) en humanos y caballos, así como la mortalidad entre ciertos pájaros domésticos y salvajes.

Historia

El Virus del Nilo Occidental fue aislado por primera vez en una mujer adulta febril en el Distrito del Nilo Occidental de Uganda, en 1937.. Los primeros casos de enfermedad equina aparecieron en Egipto y Francia a principios de la década de 1960. La primera aparición del Virus del Nilo Occidental en Norteamérica en 1999, con casos de encefalitis en humanos y caballos, en el zoo de Nueva York,  y a partir de ahí, fue extendiéndose e implantando en casi todos los estados de Norteamérica.


Distribución geográfica
El Virus del Nilo Occidental ha sido descrito en África, Europa, el Medio Oriente, el oeste y el centro de Asia, Oceanía (subtipo Kunjin) y más recientemente en Norteamérica.

En los últimos años se han registrado brotes de encefalitis por Virus del Nilo Occidental en humanos en Argelia en 1994, Rumania en 1996-1997. la República Checa en 1997, laRepública Democrática del Congo en 1998, Rusia en 1999, los Estados Unidos en 1999-2001 e Israel en 2000. Se han registrado brotes epizoóticos de la enfermedad en caballos en Marruecos en 1996, Italia en 1998, los Estados Unidos en 1999-2001 y Francia en 2000, y en pájaros en Israel en 1997-2001 y en los Estados Unidos en 1999-2002.

Por primera vez la enfermedad aparece en España, en 2 explotaciones diferentes de la provincia de Cádiz en Agosto de 2010. La enfermedad fue oficialmente diagnosticada en España, con las pruebas realizadas en el Laboratorio de referencia  de la Comunidad de Madrid, en  Algete. En total se han enfermado 22 caballos y  8 de ellos han muerto.

Epidemiologia

El virus afecta a las aves, los caballos y las personas. Para la transmisión es imprescindible que el virus se replique en un huésped intermediario, el mosquito, y a través de estos se van produciendo los contagios.

Es por ello que la enfermedad no se contagia directamente de caballo a caballo, sino que es preciso que un mosquito pique a un ave infectada, y este como vector lo inocule al caballo o al humano.